Programa de ESTUDIOS DE honor

                                                 Decanato de Asuntos Académicos                                                     Recinto de Río Piedras

PO Box 21847, San Juan PR  00931-1847.  Tel. (787) 764-0000, ext. 3288, 3978.  Fax (787) 764-3044 (interno 1362)

Historia

 

El Programa de Estudios de Honor se inició en forma experimental en agosto de 1961 y ha continuado funcionando y desarrollándose durante treinta y tres años.  Se creó con el propósito principal de proporcionar aquellas condiciones de estudio que permitían al estudiante obtener una mejor formación educativa a nivel universitario y ofrecerle la oportunidad de profundizar en el campo de su formación.  Está dirigido hacia estudiantes de nivel sub-graduado, durante su primer y segundo año de estudio, que demuestre interés serio en aprovechar plenamente su experiencia educativa universitaria y que, además, demuestre tener la capacidad para cumplir satisfactoriamente con el trabajo requerido.  Durante 1968-69, se realizó una revisión del Programa cuyos resultados culminaron en la aprobación unánime de la Certificación 57 del Senado Académico, del 21 de febrero de 1974.  Este documento rige al Programa desde esa fecha en su aspecto académico y requiere que se evalúe periódicamente.  La certificación, sin embargo, no estableció su estructura administrativa.

 

En el primer semestre del año 1974-75, el entonces llamado Decanato de Estudios, realizó otra revisión.  Como resultado, se le cambió el nombre a Programa de Estudios Intensivos (P. E. I.) y se reorganizó la ubicación de sus ofrecimientos, su organización administrativa y la localización de las oficinas.  El Programa de Viajes de Estudios se incorporó al Programa de Estudios de Honor.  Las oficinas del PREH se trasladaron a las facilidades que ocupaba la Oficina de Viaje, contiguas al Decanato de Estudios.

 

En mayo de 1979, el Decanato de Estudios volvió a estudiar el Programa y su impacto en el Recinto.  Como resultado, a fines del primer semestre de 1980-81, el Senado vuelve a llamarlo Programa de Estudios de Honor.  Se reorganiza sus ofrecimientos y su estructura administrativa y se relocalizan sus oficinas en Janer 105, para hacerlo accesible a la comunidad universitaria en general.  Se sometió un nuevo y modesto presupuesto para 1981-82 con miras a la reorientación del Programa que le permitiera iniciarse como programa innovador, riguroso y asequible, según provisto por el Senado.

 

En 1983, el Consejo Directivo del Programa, después de evaluar el mismo, sometió al Senado una recomendación de revisión de su Certificación 57 (año 1973-74), documento que había regido al Programa hasta el momento.  Dicha recomendación está incluida en el Informe Trienal al Senado Académico (enero 1981-diciembre 1983) sometido por el Consejo Directivo del Programa. Con la aprobación de la Certificación 59 (año 1985-86) por el Senado, la cual aprueba la revisión de la Certificación 57.  Desde ese momento, el documento que ha regido al Programa ha sido la Certificación 57 según enmendada por la Certificación 59, que ha pasado a llamarse Reglamento del Programa de Estudios de Honor.  En febrero de 1983, el Consejo aprueba y publica un documento (Manual de Procedimientos) que recoge el funcionamiento del Programa en todos sus aspectos:  académico, estudiantil y administrativo.

 

En julio de 1987, cambió el Consejo Directivo del Programa.  En este nuevo Consejo, el Director del Programa, la Directora Asociada y los Directores de Estudio empezaron sus funciones después del 30 de junio de 1987.  El único miembro del Consejo Directivo anterior que continuó en el nuevo cuerpo directivo fue el representante estudiantil.  La primera tarea del Consejo Directivo fue atender unos reclamos del Cuerpo Estudiantil que implicaba la revisión de algunos aspectos del Programa. Dicha tarea llevó al Consejo Directivo a la conclusión de que era necesaria una revisión total del Programa, incluyendo su Reglamento, el Manual de Procedimientos y los incentivos para atraer y retener los estudiantes de talento y gran potencial, comprometidos con las exigencias del Programa.  Al finalizar el año académico 1988-99, el Consejo Directivo terminó la revisión del Reglamento con la aprobación del Cuerpo Estudiantil y la aprobación, en principio, del Decanato de Asuntos Académicos.  Dicho documento, fue sometido al Senado para su aprobación durante el 13 de diciembre de 1991, como parte de su Informe Trienal 1987-90.  Como vehículo para agilizar el proceso de revisión y propiciar el buen funcionamiento del Programa, el Consejo Directivo decidió implantar de forma temporera, los acuerdos tomados en relación con los planteamientos hechos por los estudiantes sujetos a ratificación posterior del Senado.  Al finalizar el año académico (1988-89), el Consejo Directivo terminó la revisión del Manual de Procedimientos con la aprobación del Cuerpo Estudiantil y la aprobación en principio del Decanato de Asuntos Académicos.  Con la revisión de dicho documento, el nuevo Consejo culminó el proceso de revisión emprendiendo desde agosto 1987.

 

El Comité de Asuntos Académicos del Senado discutió el Informe Trienal de 1987-90 el 4 de febrero de 1992. Este recomendó que al Informe se le añadiera un estudio de egresados.  El Informe Trienal 1987-90, incluyendo el estudio de egresados, fue sometido al Senado el 11 de julio de 1993.  El Senado aprobó el informe en su totalidad el 26 de mayo de 1994 y emitió al Certificación Número 122, año 1993-94 a esos efectos.  El Programa de Estudios Honor radicó, en su informe trienal (1990-91) al Senado, una evaluación de las ejecutorias del Programa para el término correspondiente.

 

En agosto de 2000, se sometió al Senado Académico el Informe Quinquenal, el cual fue aprobado mediante la Certificación Núm. 118 (año 2000-01) con una serie de recomendaciones.  Además, aprobó el Reglamento del Programa de Estudios de Honor mediante la Certificación Núm. 119 corregida (año 2000-01) con las enmiendas sugeridas por el Consejo Directivo.

Inicio